Acerca de …

Conocer al autor Daniel

Si usted ha llegado hasta esta página es porque probablemente le interesa conocer algo más sobre mí y cómo se ha gestado lo que hoy conocemos como Softtron Net. Bien haré lo posible por satisfacer esa curiosidad.

Mi comienzo en el mundo de la programación comienza allá por el año 1984 cuando cayó en mis manos un Commodore 64. Otros niños de mi edad querían los Commodore y Spectrums para jugar, se compraban juegos en soporte de cinta magnética y eso supuso toda una revolución. Yo no quería comprar juegos, yo quería hacer los juegos. Así comenzó todo.

Ya por entonces intuía que los ordenadores o computadoras estaban llegando para quedarse y que cambiarían el mundo, lo que no imaginaba por entonces es que llegaríamos ya a los niveles a los que hemos llegado hoy en día, esto ha ido más rápido de lo que me imaginaba.

Tras conocer el primer lenguaje de programación, el Basic V2, aprendido con el legendario Commodore 64, luego fueron llegando otros pcs más avanzados, con otros lenguajes de programación. Más adelante los primeros PCs tal y como los conocemos hoy en día, con procesadores 8086 (sin disco duro aún) y sistemas operativos DR DOS o MS DOS. Tocaba aprender  programar también con estos sistemas operativos, como no.

A partir de entonces el mundo de la informática y la programación comenzó a evolucionar de un modo vertiginoso y se fueron concatenando nuevos lenguajes de programación junto con nuevos procesadores y entornos gráficos cada vez más potentes. Pasé prácticamente por todos los estadios intermedios de procesadores, tanto de INTEL, AMD como de CYRiX. 8086, 8088, 186, 286, 386, 486, 486 DX, … 586, Pentium … Pentium II … Pentium III … AMD Athlon, … ufff muchos.

¿Que he aprendido de toda esa evolución?

Muchísimo, tanto que no me resulta posible estructurarlo, ni en una ni en 20 páginas. Los que hemos aprendido desde esos comienzos, cuando aún no existían las Facultades de Informática y la carrera o profesión de informático no existía como tal, contamos con una visión propia respecto al mundo informático que no se puede adquirir ya hoy en día.

Los nuevos profesionales parten de unos estándares ya consolidados, con una estructura de aprendizaje definido, eso les aporta grandes ventajas, pero en muchos casos no les permite valorar otros aspectos a los que nos hemos enfrentado otros desde hace más de 30 años.

Para resumir, creo que ese aprendizaje antiguo, anterior a la Facultad me aportó un punto de vista diferente, fuera del estandar, y eso lo considero una ventaja. Donde otros no ven una puerta, los que teníamos que encontrar soluciones con pocos medios, ahora vemos que quizás sí hay una puerta, solo que se encuentra en otro nivel. O bien, nos fabricamos esa puerta saltando todas las supuestas reglas que te enseñan en la facultad. Yo digo siempre que «hay que mirar todos los problemas desde diferentes ángulos, pues la solución puede aparecer si miras desde otra posición». Hay veces en las que el punto de vista correcto para resolver un problema, está alejado o incluso puede llegar a ser diametralmente opuesto al punto de vista ortodoxo u oficial.

Mis mayores respetos a todos los profesionales o no profesionales pero que sean amantes del mundo de la informática. Mi opinión me resulta útil a mí, pero puede ser contraria a cualquier otro y considero que todos los puntos de vista son respetables.

¿Y el nombre de Sofftron, de donde salió?

Cuando ví la película TRON por primera vez me quedé impresionado, en ella los programas, los softwares y aplicaciones tenían vida propia en un mundo virtual. Además cada programa se asemejaba a su autor, en el físico y en la «personalidad». Me pareció alucinante, aunque es una simple fantasía, en realidad cada programa tiene mucho de su creador, la estructura de cada software tiene su propio sello distintivo, también es una forma de ver los programas.

Así que, como friki y fan de TRON cuando llegó el momento de crear mi marca comercial no tuve mucho en lo que pensar SOFT por el software y TRON por la película.

Sobre el diseño web

Ocurrió algo parecido con respecto a los comienzos en la programación. Descubrí internet en el año 1992 en un stand de la Exposición Universal de Sevilla 92, y me inicié como usuario sobre el año 1995 de la mano del proveedor Arrakis. Desde el comienzo mi interés era descubrir como funcionaba, como se creaban las webs y en poco ya estaba creando las primeras páginas. Como editor usaba el bloc de notas y el lenguaje era html.

Por aquellos años cuando ya diseñaba las primeras webs, en 1995, 1996 iban apareciendo los primeros buscadores (aún no existía google) y si publicabas una web se te encontraba con facilidad a nivel mundial, por entonces no existía el SEO ni nadie pensaba en ello, no hacía falta.

Sobre el software creado

Nunca me atrajo la idea de crear programas para un público muy amplio, pensando en lo genérico que sirva a muchos. Siempre he preferido ser más como un sastre a medida, para clientes concretos o gremios profesionales a los que llego a conocer a fondo.

Aunque antes de dedicarme profesionalmente al desarrollo de software ya había creado muchos programas, cuando me inicié como profesional, las peticiones más demandadas siempre fueron y siguen siendo la gestión de actividad comercial y facturación para profesionales y empresas.

Mi paciencia, ganas de contentar a los usuarios y capacidad de análisis me condujo a elaborar software por y para el usuario, dejando en segundo plano convencionalismos, reglas administrativas, contables, etc, si un usuario quiere que un software ejecute determinadas funciones, siempre pienso que el usuario tiene razones de peso que debo escuchar y analizar y en base a eso.

Hay que conseguir un desarrollo que cubra las necesidades del usuario y dentro de lo posible, que tenga coherencia en la gestión, contabilidad, facturación, y cualquier otro parámetro a tener en cuenta en todo programa para empresas y profesionales que se precie. Casi siempre, difícil de conseguir, pero cuando se consigue, el usuario se convierte en el fan nº 1 de tu software y nunca querrá cambiarlo por otro.

 

Esta web usa cookies para mejorar el rendimiento y experiencia del usuario. Usted puede aceptar o rechazar estas cookies.    Más información
Privacidad